El pasado viernes 24 de marzo a las 18.30 tuvo lugar en Pamplona la charla “Política sexual de la pornografía” a cargo de la filósofa e investigadora Mónica Alario Gavilán (Madrid, 1991), organizada por Ehuleak Nafarroa y la Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la prostitución.

A partir de la pregunta ¿Por qué los hombres consumen pornografía? Alario fue desgranando el trabajo de su tesis doctoral, que le ha llevado a investigar el porno más consumido en las páginas web más visitadas: Pornhub y XVídeos.

En todos los vídeos que visionó para su trabajo las mujeres eran humilladas, cosificadas y deshumanizadas. En algunos de ellos, incluso mutiladas y asesinadas.

De esta pornografía los hombres y los jóvenes obtienen “placer sexual”, esto es, se excitan sexualmente con la humillación y deshumanización de las mujeres y las niñas. Y creen que esa deshumanización y violencia que se ejerce contra nosotras en el porno es lo “normal”, están siendo educados en la violencia sexual en vez de en el deseo mutuo.

Creen que el consentimiento se puede comprar y que no quiere decir sí, y se excitan observando como las mujeres y las niñas sufren porque creen que eso les gusta y no son capaces de sentir empatía por ellas, pues no nos consideran sus iguales.

El porno feminista no existe

La pornografía, en palabras de Alario Gavilán, atenta contra el derecho humano de las mujeres y de las niñas a vivir una vida libre de violencia.

En el turno de preguntas, una asistente preguntó por el supuesto “porno feminista” o porno ético, y Mónica Alario fue muy clara al respecto: el porno feminista no existe, es un oxímoron, solo se diferencia del porno mainstream en que tiene una mejor iluminación, está mejor guionizado y se rueda en espacios menos sórdidos, pero sigue siendo VIOLENCIA. Es una vuelta de tuerca de la industria de la pornografía para llegar a la mitad de la población; las mujeres, un lavado de cara que tenemos que desenmascarar.

A la charla asistió numeroso público y bastantes personas jóvenes, en su mayoría mujeres.

Desde Ehuleak y la PNAP, trasladan su satisfacción por la actividad organizada y el agradecimiento a Mónica Alario Gavilán por su claridad expositiva y su trabajo feminista: el porno es violencia sexual y hay que abolirlo.

#LOASPseráLey

Os compartimos el enlace para que podáis acceder a la grabación del acto:

https://m.youtube.com/watch?v=Q8i7vzMRtmM&ab_channel=EhuleakNafarroa