En el marco del 25 de noviembre, día internacional contra la violencia hacia las mujeres “Abolicionistas de Sevilla” presentaron formalmente en Rueda de Prensa su constitución, así como el MANIFIESTO ABOLICIONISTA que les aglutina.

La portavoz de Abolicionistas de Sevilla, Rosa Hermoso Martínez, trasladó que diversas Organizaciones de Mujeres y mujeres feministas a título individual habían constituido, hace unos meses esta asamblea feminista cuyo objetivo fundamental es trabajar de forma conjunta contra la mercantilización del cuerpo de las mujeres, teniendo como principal eje de trabajo: la abolición de la prostitución, así como la reivindicación de políticas que no permitan, ni de forma directa ni indirecta, los vientres de alquiler, ni la cosificación de las mujeres que se produce en la pornografía.

Asimismo presento las líneas principales del manifiesto, que os transcribimos íntegramente a continuación, e informó que tras el 25N iniciarían su difusión masiva que fuese suscrito por organizaciones de mujeres, así como por todas aquellas personas que se sientan representadas y quieran manifestar su condena de estas formas extremas de violencia de género, así como suscribir las propuestas que se realizan a las diversas instituciones.

Sin duda, las compañeras de Abolicionistas de Sevilla surgen con fuerza y serán una importante aportación para el movimiento abolicionista, enhorabuena

MANIFIESTO POR LA ABOLICIÓN DE LA PROSTITUCIÓN y CONTRA LA MERCANTILIZACIÓN DEL CUERPO DE LAS MUJERES

Las mujeres feministas de Sevilla DENUNCIAMOS

Que el capitalismo y el patriarcado se sirven de todos los ámbitos de la actividad humana, para obtener cada vez más réditos económicos, más poder y el sometimiento, en particular, de las mujeres.

La sexualidad y la reproducción femenina es reducida a un mero objeto de compra y venta, sometiendo, de esta manera, a millones de mujeres y niñas, la inmensa mayoría en situación de pobreza extrema, a la condición de mercancías para su explotación.

Que el discurso, del capitalismo neoliberal y del patriarcado que lo ampara, sobre la libertad individual y el consentimiento es el fundamento ideológico que legitima la trata de mujeres con fines de explotación sexual, la pornografía, la prostitución y los vientres de alquiler. Este discurso es igualmente una perversión que se fundamenta en la desigualdad política, sociocultural y económica que viven las mujeres y niñas de todo el mundo, en especial de los países pobres.

La trata existe porque existe la prostitución y la prostitución existe porque existen los puteros, los proxenetas y porque se permiten los lugares de explotación sexual de mujeres y niñas.

Que la prostitución es una de las formas más atroces de ejercer violencia contra las mujeres, que perpetúa la desigualdad entre hombres y mujeres, legitima y legitima socialmente la creencia de que nuestros cuerpos y deseos tienen un precio.

Que la pornografía es la expresión de abuso, explotación y dominio de los hombres hacia las mujeres. A través de ella las mujeres son utilizadas como objeto de consumo.

Que, a través del alquiler de los vientres de las mujeres para gestar para otros, el patriarcado se vale de la pobreza de las mujeres para explotarlas y controlar sus cuerpos y sus vidas.

Que la prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler son formas brutales de abuso sexual y violencia que se ejerce contra mujeres y niñas.

Que la `prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler son expresiones de la violencia sexual, la cual sigue perpetuando la desigualdad entre mujeres y hombres.

Que quienes promueven la pornografía, la prostitución y los vientres de alquiler forman parte del crimen organizado o son cómplices del mismo.

Las mujeres feministas de Sevilla EXIGIMOS

Que se adopten en todos los ámbitos territoriales de Gobierno, en función de sus competencias, las medidas necesarias para abolir la prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler.

Que Sevilla, en los diferentes ámbitos territoriales, se declare abolicionista de estas prácticas de explotación y de violencia contra mujeres y niñas, sancionado todo tipo de demanda de prostitución y salvaguardando a las mujeres prostituidas, de proxenetas y mafias.

Que a nivel estatal dispongamos de una Ley verdaderamente integral contra la violencia hacia las mujeres, así como de una Ley abolicionista, donde:

  • Se aborde la prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler como formas de ejercer violencia de género y consecuentemente se dote de los recursos y medidas tendentes a su abolición.
  • Se creen programas estatales de atención integral e inmediata a las mujeres en situación de prostitución.
  • Se adopten los recursos jurídicos y políticos necesarios para desmantelar las redes de prostitución y pornografía y se prohíba el alquiler de los vientres de las mujeres, tanto dentro como fuera del Estado.

Puedes acceder al texto del Manifiesto en PDF